Sé Parte

Mercado Digital Regístrate

El valioso aporte y trabajo de las facilitadoras de la Escuela de Liderazgo

mayo 2020

La Escuela de Liderazgo del programa Originarias de ONU Mujeres está conformado por un equipo las facilitadoras indígenas, quienes aplican una metodología de trabajo horizontal entre pares para apoyar a otras mujeres. Ellas no sólo fueron seleccionadas por sus conocimientos en temáticas indígenas, sino también por el compromiso que tienen para apoyar y guiar a mujeres de pueblos originarios.

Las facilitadoras son consideradas compañeras que tienen experiencia, las cuales buscan enseñar y enriquecer cada uno de los módulos a través del intercambio de ideas, opiniones y  visiones . Una de ellas es Oriana Mora, facilitadora de la comunidad Lickanantay a cargo del módulo Historia e identidad de los pueblos originarios del norte de Chile.

Quien respecto de los módulos sostiene, “fueron pensados y planificados para contribuir a la formación de nuevos liderazgos indígenas, que sean capaces de formar a otras mujeres dentro de sus organizaciones y territorios”. También explica que los módulos propuestos buscan aportar conocimientos en la elaboración de proyectos, derechos humanos, derechos indígenas y derechos de las mujeres indígenas; así como liderazgo y herramientas para la comunicación efectiva.

Respecto a las brechas de género en el ejercicio del liderazgo de las mujeres originarias, esta facilitadora asegura que son similares a las mujeres no indígenas, sostiene que el poder lo ejercen los hombres hacia las mujeres, pero que en el caso indígena muchas veces esta naturalizado y considerado parte de la cultura.

“El liderazgo de la mujer indígena es ejercido en lo privado, ya que es generalmente quien se encarga de las actividades del hogar, aunque actualmente se pueden ver muchas mujeres ejerciendo cargos de representación en sus organizaciones y comunidades indígenas”, indica.

Precisamente en este último punto ONU Mujeres busca genera un impacto. Mediante el empoderamiento de mujeres que ejercen algún nivel de representación en su comunidad, las cuales pueden incidir positivamente en la vida de otras mujeres a través de la transmisión de conocimientos, como es el caso de Oriana.

Esta facilitadora cuenta como las compañeras originarias que ejercen liderazgo en la esfera privada “perdían el temor de expresarse y liderar ciertos espacios. Además de reafirmar su identidad en muchas de ellas”. Mientras que las lideresas, como ella, quienes ya se han ganado un espacio en la esfera pública “ganamos en aprender a escucharnos y respetarnos, aunque pensemos distinto y a valorar esa diversidad que nos ayuda a crecer como mujeres y ser mejores seres humanos”.

CONOCE NUESTRAS

Noticias

Día Internacional de las mujeres indígenas

septiembre 2022

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de las Mujeres Indígenas, desde ONU Mujeres llamamos a visibilizar el rol fundamental que las mujeres indígenas juegan en la importante tarea de mantener y defender la identidad de sus pueblos, reafirmando su derecho para que sus voces, diversas y muestra de la riqueza cultural que representan, se escuchen de manera fuerte y clara en todos los espacios en los que habitan, no solo en el hogar y la familia, sino también en el espacio político, social, económico y cultural.

Relatos ancestrales andinos: La preservación de las costumbres aymaras a través de cuentos infantiles

septiembre 2022

Nidia Faúndez Aguilar es una mujer aymara de 52 años, psicóloga y escritora de cuentos infantiles. Su trabajo es fruto de la investigación, recopilación y preservación de relatos ancestrales adaptados para las nuevas generaciones. En cada nueva edición la escritora busca transmitirles a niños y niñas la importancia de las yerbas medicinales, las ceremonias y las tradiciones del pueblo aymara.

Dayri Moscoso, oriunda de Cancosa, promueve el turismo aymara y la conservación del entorno natural de su pueblo natal

septiembre 2022

Licenciada en trabajo social y participante del programa Originarias de ONU Mujeres en Chile. Dayri Moscoso Castro es una mujer aymara de 35 años que, junto a su familia, promueve el turismo al interior del territorio aymara. Comparte a los turistas gastronomía local andina, artesanías, costumbres y tradiciones basadas en la agricultura, el pastoreo de llamas y alpacas.